lunes, 27 de julio de 2015

En retirada (1984) de Juan Carlos Desanzo

Una de las primeras medidas de implementó el electo gobierno radical, en el retorno de la democracia a fines de 1983, fue abolir todo tipo de censura por lo que se colocó a dos conocidos hombres del cine a cargo del INC (sigla del Instituto Nacional de Cinematografía, actualmente INCAA): el escritor y realizador Manuel Antín como presidente y al director Ricardo Wullicher como vicepresidente. La nueva gestión muy fuertemente impulsada por Antín fue la de otorgar créditos a los directores consolidados y los jóvenes realizadores para armar un plan de corto y mediano plazo para conquistar mercados internacionales; hay que decir que su estrategia fue exitosa y tuvo efectos inmediatos repercutiendo en un gran desarrollo de talento y títulos fuertes durante varios años (solo detenida en 1989 debido a la crisis económica y a la hiperinflación del 1.000% anual). La renovación del mundo cinematográfico a las puertas de la democracia implicaba seguir otorgando un capital para iniciar el proyecto, apoyo financiero que cubría entre el 30 y el 50% del costo total y además hay que tener en cuenta que ese dinero se recupera mayormente en el mercado doméstico, donde rápidamente se hizo un arreglo de manera informal con los empresarios para que el mayor número posible de películas argentinas fueran exhibidas en las salas de Buenos Aires. Tanto Antín como Wullicher se encontraron con un mercado local donde entre 1974 y 1984 hubo reducción del público en las salas de cine a la mitad y el número de salas de cine también cayó en un porcentaje similar donde de 2.100 exhibidores  en 1967 se pasó a 1.100 en 1985 (y con los films provenientes de USA generando las mayores ganancias). De todas maneras la mencionada gestión logró mantener lo hecho y mejorarlo de manera exponencial con más estrenos a la semana y consiguiendo así un repunte espectacular para nuestro mercado del cine. Entre los primeros proyectos estuvo el de Desanzo, quién luego de una fructífera carrera como director de fotografía venia de escribir y dirigir su primera película: El desquite (1983); en este caso llevando adelante de manera hábil esta interesante trama que mezcla el drama con el thriller de crítica social y política.
Además de dirigirla, el realizador escribió el guión junto a José Pablo Feinmann y Santiago Carlos Oves (encargado de ser también ayudante de dirección). Las empresas encargadas de su realización fueron HL y asociados en conjunto a Artediez S.A bajo producción general de Ricardo Feliú, música a cargo de Baby López Fürst, efectos especiales de Alex Mathews, maquillaje de Fernando Vega, edición de Sergio Zóttola y dirección de fotografía a cargo de Juan Carlos Lenardi.
El elenco principal está conformado por Rodolfo Ranni interpretando al duro Ricardo "El Oso", Julio De Grazia como Julio, Gerardo Sofovich hace del jefe Arturo (y al igual que Ranni y De Grazia trabajando como actores en la mencionada El desquite), Lydia Lamaison hace de la madre de Ricardo, María Vaner es Ana, Theodore Mc Nabney hace del gerente de la multinacional Mr. Thomas, Edda Bustamante como Cecilia, Osvaldo Terranova interpreta al Jefe de redacción de la revista, Jorge Sassi hace del amante de Cecilia y Max Berliner como Brandsen.
La historia de la película nos sitúa contemporáneamente en los últimos meses de 1983 donde la dictadura militar ya se encuentra acabada y preparándose para la transición hacia la democracia, en las calles se empieza a respirar libertad y la gente se prepara para elegir un nuevo presidente, el metódico y profesional Ricardo (apodado "El Oso") ha estado ejerciendo en los años oscuros el rol de ser uno de los tantos hombres encargados de los grupos de tareas en el llamado “Proceso de Reorganización Nacional” y ahora el futuro se le vuelve incierto, el clima de elecciones le resulta agobiante puesto que se encuentra vacío y sin respuesta a lo que se viene; para complicar las cosas una noche es reconocido en una estación de subte por un hombre llamado por Julio, que es padre de un joven desaparecido al que el Oso torturó y golpeó junto otros oficiales dejando desamparados a él y su esposa Ana. Frente a esta situación en que sospecha que fue reconocido busca apoyo de su “jefe” Arturo (que maneja una joyería) que le recomienda que se esconda por un tiempo; esto lo lleva a visitar a su madre que vive en un pueblo alejado y allí recupera un viejo interés por Cecilia, encargada de un vivero, pero al descubrir que sale con otra persona a sus espaldas se encarga de dejarle en claro mediante una golpiza que a él nadie le hace eso. Luego de eliminar al amante de ella, Ricardo vuelve a Buenos Aires para darse cuenta que sus compañeros de ruta han dejado todos sus lugares habituales, ante esta suerte de abandono el Oso decide vender toda su información a una revista especializada en temas sensacionalista y políticos pero no hay duda de que alguien no quiere que revele tamaños secretos, es por eso que se acerca a una empresa multinacional manejada por Mr. Thomas para apuntarle con un arma en el estacionamiento para pedirle varios dólares para poder irse del país ya que en el pasado requirió de “sus servicios” para desaparecer empleados indeseables en el denominado "Operativo Candado". Frente a esta extorsión el directivo extranjero recurre a Arturo para pedirle que controle a Ricardo ya que todo puede empeorar, por eso su antiguo jefe charla con él en una plaza y le entrega los dólares que había pedido junto a un pasaje de avión con destino a El Salvador (entonces bajo una dictadura militar) para que no siga en el país ya que el contexto ha cambiado y una persona con sus destrezas ya no es necesario en la nueva democracia ya que todos sus ex compañeros están retirándose de sus vidas pasadas. Luego de conseguir un pasaporte paraguayo falsificado para poder huir Ricardo tendrá que luchar con Julio, quién no lo ha olvidado y con el que quiere arreglar cuentas pendientes por todos sus delitos cometidos...
En retirada se estrenó el 28 de junio de 1984 y es el primer film de nuestro país en abordar el tema de los detenidos desaparecidos y el accionar de los grupos de tareas durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983), luego fue editada en formato video hogareño por AVH en uno de sus primeros títulos; más acá en el tiempo hay que decir que tuvo una edición en dvd a cargo de Video Digital, un subsello de cine nacional perteneciente a Emerald Video. Actualmente cada tanto se la puede ver en el canal de cine INCAA TV.

-Fotografías promocionales de la película.

-Portada de la edición en DVD.

-Tapa y contratapa del vhs argentino.

Federico